Recomendacion del mes

Se que me demoro subiendo las recomendaciones, pero es que mi internet esta fallando y ahora es porque “pido prestado al vecino que deja su red abierta” wifi.

Mi recomendacion (que es para algunas personas un libro que no se leerian ni en mil años por su contenido explicito) es “50 sombras de Grey”, me encanta es libro y no puedo parar de leerlo es muy bueno (aunque no se puede negar que puede tener fuertes partes de sexo) pero tiene una tierna y linda historia y es envolvente y envidiable la manera en que el trata a Anastasia….Deberian colocarlo en su lista de pendientes, no es tan malo como muchos dicen que es un libro porno, seguro que les gustara tanto como a mi.

RECOMENDACION DEL MES

desde ahora cada mes (o cada vez que me termine de leer un libro que me guste) lo subiré y lo recomendare para que todas lo lean, subiré los libros solo si me los he leido.

Mi primera recomendacion sera “Eleanor & Park” enserio me enamore de este libro, su autor es Rainbow Rowell y es la historia de dos chicos que se conocen en el autobus escolar y se comienzan a hablar gracias a comics, enserio lo recomiendo y se al final lloran y quedan como si les faltara algo, eso normal, a mi tambien me paso.

—Confió en ti —le dije, pero no confiaba en sus malas decisiones.
Justo iba a decirle eso cuando él puso el arma en medio de los dos.
Mi pulso salió disparado.
—¿Qué estás haciendo?
—Shhh —susurró contra mi boca—. Confía en mí.
¿Qué?
Subió el arma hasta que quedó frente a mi rostro, apuntando hacia el techo.
Dejé de respirar.
—¿Qué vas a hacer? Baja el arma, por favor. Con eso no se juega.
Adam puso su dedo sobre el gatillo.
Si él disparaba, de alguna forma nos iba a lastimar a ambos.
Traté de alejarme, pero Adam me sujetó de la cintura, reteniéndome para que no me moviera.
—Solo te pido que confíes en mí —dijo.
¿Confiar en qué? ¿En que quería probar el arma primero en mí?
Empecé a dudar en la cordura de Adam.
Oh por… ¡¿Y si él fuera el esquizofrénico y no su hermano?! ¿Y si en verdad estaba con el hermano equivocado en vez del original Adam Walker? ¿Y si…?
No tuve tiempo de seguir con el hilo de pensamientos porque Adam jaló el gatillo.
Cerré los ojos y solo pude esperar a que ninguno de los dos saliera lastimado.
Pero después de varios segundos de esperar, no había escuchado aún el sonido del disparo.
Abrí los ojos lentamente. Sentí que algo se estaba enredando en mi cabello y me hacía cosquillas en la frente.
Eran… eran…
Lo golpeé en el hombro y me aparté de él.
—¡¿Estás loco?! —Lo juro. Este hombre me quería enloquecer. ¿Un arma de burbujas?
¡¡¡Aaaaagggg!!!
¿En serio? La pistola soltaba burbujas que golpeaban levemente mi rostro y explotaban al hacer contacto con mi pelo.
—¡ADAM WALKER! —chillé—. ¿Sabes que casi se me sale el corazón al pensar que era un arma real?
Lo escuché reír pero yo estaba demasiado furiosa como para acompañarlo a reír también.
—Lo siento, nena —dijo él intentando alcanzarme por la cintura. Me alejé antes de que pudiera atraparme—. Anna… lo siento. Lo sé, fue una mala broma pero es que… Quería enseñarle a Marie que no fuera una metida.

—¿Para qué me traes aquí? —protesté una vez que estábamos en el pequeñísimo baño. Me dolía la rodilla y sentía que en cualquier momento me podía desmayar. Juro que en la sala de Rita vi a Adam parado, observándome con ojos de halcón y diciéndome que era peligroso para mí.
—¿Cómo que para qué? —habló Rita— ¡Estás embarazada! Ahora, la única solución que encontré en internet para desintoxicarte del alcohol es a la manera antigua: vomitándolo todo. Vamos a hacer un lavado estomacal. Más te vale que vomites hasta la última gota de lo que te bebiste.
—¿Qué? Rita yo no estoy… —no me dejó terminar y puso mi cabeza tan cerca del retrete que pensé que me iba a ahogar en el agua sucia.
—¡Vomita allí! ¡Vomita!
Y como si mi estómago estuviera oyendo la voz de su entrenador: vomité. Y vomité una segunda vez… y creo que una tercera. No estaba muy segura, dejé de contar después de la primera.
Asco. Asco. Asco.